skip to Main Content
Menu

Alimentos congelados, cómo conservarlos adecuadamente

Beef, Cutlet, Food, Meat, Raw, Steak

La excelencia para un restaurante, independientemente de su particular propuesta culinaria, tiene que ver con la calidad de los alimentos utilizados para preparar los platillos de su menú. Pero no solamente es importante atender este detalle para garantizar el mejor sabor de las especialidades de nuestro restaurante, sino también para fomentar el valor nutricional de los alimentos servidos en nuestro establecimiento. Considerando los factores antes mencionados, conviene atender el asunto de los alimentos congelados. ¿Cómo conservarlos correctamente?

Lo primero que debemos saber es que los alimentos congelados y los alimentos frescos tienen los mismos nutrientes, sin que se presente ninguna diferencia por ese medio de preservación. Comentemos más acerca de la mejor manera de conservar los alimentos para usarlos en un restaurante.

Preservar los alimentos y sus propiedades nutricionales

Si bien se trata de un recurso para mantener en buen estado los alimentos durante un largo periodo, se ha cuestionado la conveniencia de congelar los alimentos por la disminución que pudiera presentarse en sus nutrientes. Para evitar cualquier situación de esta naturaleza, al congelar los alimentos, es indispensable mantener una temperatura constante, para que los alimentos no se alteren en su composición y frescura.

Aunado a lo anterior, es básico respetar los ciclos de frío para que los alimentos conserven sus valores nutricionales sin afectaciones. Hay que comprar los alimentos congelados en establecimientos que cumplan con las normas sanitarias oficiales. Las cámaras congeladoras de ese establecimiento deben estar limpias y lo mismo el refrigerador de nuestro restaurante, donde almacenemos los víveres adquiridos en esa tienda.

Mantener en buen estado los alimentos

Para transportar los alimentos congelados desde la tienda hasta nuestro negocio hay que utilizar bolsas térmicas. De esa manera se evitará que se pierda el frío en el camino y que los alimentos se dañen.
No menos relevante es tener cuidado al descongelar los alimentos. No hay que hacerlo de modo brusco, utilizando el horno de microondas o bien cocinándolos directamente, puesto que las alteraciones bruscas de temperatura pueden dañar notablemente los nutrientes de los alimentos.

Por lo anterior, es indispensable respetar el ciclo de descongelado en el refrigerador, donde paulatinamente se irá ajustando la temperatura y propiciando el descongelado para luego poderlos usar en la preparación de los platillos. No siempre hay que seguir esta precaución, ya que hay alimentos que pueden ser usados en la cocina directamente salidos del congelador. Sin embargo, esto hay que corroborarlo en la etiqueta o empaque del producto de acuerdo a las indicaciones del fabricante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search