skip to Main Content
Menu

Aprende a servir correctamente la cerveza

Summer Sunshine Alcohol Drink

Parece mentira, pero los detalles menos esperados son capaces de determinar el mayor de los éxitos o el fracaso más doloroso. Si tienes pensado montar un bar, un restaurante o una cervecería, hay detalles que no puedes dejar pasar, si es que tienes reales aspiraciones de éxito y prosperidad para tu emprendimiento. Uno de ellos se relaciona con aprender a servir correctamente la cerveza.

Algo tan sencillo, ¿es relevante para iniciar con buena fortuna un negocio como un bar o un restaurante? ¡Por supuesto! Y aunque en tu negocio no te ocupes de ello personalmente, debes atender que la cerveza se sirva correctamente para que los comensales la disfruten al máximo.

El vaso es importante

La jarra o vaso en la que se sirva la cerveza debe estar limpio totalmente para que no aparezcan burbujas de aire que afecten la presentación del líquido. Lo más aconsejable es que se sirva en un vaso o tarro con agarradera para que el líquido no se caliente cuando el cliente la sujete con la mano.

El ángulo al servir

Para que se forme la espuma adecuada, el vaso debe de estar posicionado en un ángulo de 45 grados con respecto al surtidor. De tener un ángulo mayor en la maniobra, no se formará la suficiente espuma para que resulte agradable al beber. Caso contrario: si se coloca el vaso en un ángulo demasiado recto se formará demasiada espuma.

La pureza del líquido

Cuando actives el surtidor (o cuando lo haga tu barman) para servir la cerveza, el dispositivo no debe tocar el líquido ya servido para no alterar su sabor. Cuando el vaso ya se encuentre servido a la mitad, hay que colocar el vaso en un ángulo de noventa grados con respecto al surtidor y continuar sirviendo procurando que el líquido caiga en el centro del vaso o el tarro.

Espuma y aroma

Un consejo pertinente para garantizar el mejor aroma y presentación de la cerveza que sirvas en tu bar o restaurante, es que cuando el tarro se encuentre lleno tenga un margen de espuma de 1.25 a 3.75 centímetros. De este modo se garantizará que el líquido tenga tanto un aroma delicioso, como una excelente apariencia. Una pauta para saber si la cerveza ha sido bien servida es que, cuando el comensal la consuma, la espuma deja marcas similares a aros en el interior del tarro o vaso.

Procura que tus empleados o tú mismo- si atiendes personalmente tu bar– manejen de manera correcta el surtidor de cerveza, como si fuera un auténtico arte. Con ello coadyuvarás a la fidelización de tu clientela, al ofrecerles el mejor servicio y la cerveza de mejor calidad y presentación en el barrio.

This Post Has 2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search