skip to Main Content
Menu

Conoce qué es el fondant y cuál es su utilidad culinaria

Pexels Photo 291528

La pastelería de nuestro tiempo cambia a un ritmo muy acelerado. Las técnicas de repostería y pastelería utilizadas hace unas décadas no son muy parecidas a las que actualmente se usan. En nuestros días no es difícil observar galletas, cupcakes, pasteles y panqués decorados con azúcar y pasta dulce. Probablemente te has preguntado alguna vez, cuál es el nombre de la técnica utilizada por los panaderos de experiencia para cubrir de original manera la cubierta de un pastel con dulce pasta de distintos colores y sabores. Pues buen, a esa práctica se le conoce como fondant, sugarpaste o pasta de azúcar. En seguida comentaremos más a fondo acerca de qué es el fondant y cuál es su utilidad culinaria.

El fondant se prepara con glucosa, azúcar glas, mantequilla, agua, glicerina, manteca vegetal, gelatina y agua. La combinación de estos ingredientes deriva en una masa de maleable consistencia con la cual se pueden cubrir pasteles y otras creaciones de la repostería.

El arte del fondant

Los panaderos, chefs y cocineros con más experiencia son capaces de realizar originales adornos, vistosas decoraciones y figuritas ornamentales gracias al fondant. Es una manera de mejorar la estética de pasteles, panqués, tartas, galletas y cupcakes. La manera de utilizar esta pasta especial es estirarla sobre maizena o azúcar glas. Para lograr un buen estirado hay que aplicar sobre el fondant un rodillo, de ese modo se conseguirá la finura deseada para la cubierta. Lo que sigue es colocar la cubierta de fondant sobre el pastel, la galleta o el cupcake. Todo ello es importante para saber qué es el fondant y cuál es su utilidad culinaria.

Consejos para aprovechar el fondant

Ahora bien, para el caso de que el fondant se adhiera perfectamente a la cubierta del pastel es aconsejable cubrir la cubierta del pan previamente con mermelada, crema de mantequilla o chocolate. A final de cuentas, cualquier complemento alimenticio capaz de ofrecer adherencia nos resultará aprovechable para este objetivo. Los pasteles cubiertos con fondant ganan en resistencia, puesto que la cubierta sostiene hasta cierto punto la estructura del pan y de esta manera se conservan en mejores condiciones al hallarse en lugares húmedos o calurosos.
Otra recomendación se relaciona con la fécula, un complemento que no debería faltar en nuestra alacena. Gracias a la fécula el fondant no queda adherido al rodillo o a las manos del chef al momento de manipularlo en la preparación o decorado del pastel, galleta, o cupcake.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search