skip to Main Content
Menu

Consejos para preparar la carne en un restaurante bar and grill

6894129469 A5a5889d52 B

Asar la carne es una técnica culinaria siempre grata y capaz de brindarnos excelentes resultados de ventas en un restaurante. En especial para el caso de un negocio de bar y parrillada es importante saber cómo asar correctamente la carne para conseguir la plena satisfacción de los clientes. De acuerdo a lo anterior, siempre será provechoso conocer consejos para preparar la carne en un restaurante bar and grill.

Un aspecto esencial tiene que ver con la calidad de la carne. Si se elige carne que no tenga la debida calidad será imposible conseguir los resultados deseados. Para ofrecer los mejores cortes en nuestro restaurante bar y parrilla es preciso utilizar carne que no tenga demasiado pellejo y que exhiba un aceptable marmoleado. Lo más importante es adquirir la carne en establecimientos confiables y con las mejores condiciones de salubridad.

La carne de los restaurantes bar and grill

Los mejores cortes para asar a la parrilla son aquellos que utilizan carne bastante suave y con un notable marmoleado, o lo que es lo mismo, con cierto contenido de grasa intramuscular. Todo ello dotará a la carne de una apariencia jugosa y atractiva al paladar. Los mejores cortes para ofrecer en un restaurante bar y parrilla son la arrachera, el T-Bone, el filete, el New York y el Rib Eye.

No es adecuado usar cortes demasiado delgados puesto que esos suelen secarse o cocerse demasiado apresuradamente. Por lo tanto, es recomendable solicitarle al carnicero que nos prepare porciones de unos dos centímetros de grosor. De ese modo garantizaremos que la carne no resulte demasiado seca al cocinarla.

La correcta sazón de la carne a la parrilla

Por lo que se refiere a la adecuada sazón de la carne, es algo que depende en buena medida del gusto de los comensales. Algunos cocineros recomiendan proceder a sazonar la carne justo a medio cocción o bien en la fase final de la misma. Otros cocineros, en cambio, aconsejan que entre más pronto se sazone la carne, antes de proceder a cocinarla, es mejor para conseguir los sabores perfectos.

La razón de lo anterior tiene que ver con lograr que la sal penetre los tejidos de la carne y exponga los contenidos proteínicos a la superficie del corte. Con ello se logrará una mejor costra en la carne y una apariencia más apetitosa para los comensales. Finalmente, es recomendable utilizar sal fina y no sal de grano, así como añadir pimienta solo en la etapa final del asado de la carne, para que las brasas no la quemen demasiado. Hay que utilizar de preferencia pimienta molida recientemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search