skip to Main Content
Menu

Consejos para servir vino en tu restaurante

Wine 2408620 960 720

Un correcto servicio de vinos beneficia notablemente a tu restaurante, en especial con respecto a los comensales aficionados a degustar vinos de las mejores marcas. No obstante, para servir el vino convenientemente en tu restaurante o tu bar hay algunos factores que debes tomar en cuenta, por ejemplo, con relación a las copas que deben utilizarse, la temperatura adecuada y el servicio perfecto para realizar esta actividad para la satisfacción de los clientes.

Así que, para servir de orientación a los propietarios de negocios de hostelería, en especial a quienes apenas se hayan iniciado en el sector, les compartiremos algunos consejos para servir vino en un restaurante.

El asunto de la temperatura

No es recomendable extraer el vino de la bodega y colocarlo de inmediato en la mesa. Es preciso tomarse un tiempo antes de degustar la bebida, ya que no debe estar ni demasiado fría, ni demasiado caliente. De no ser así el vino perderá su pleno bouquet y personalidad. En general el vino blanco se sirve más frío que el vino tinto.

Cómo abrir la botella

El modo que les sugerimos es utilizando un cuchillo pequeño disimulado en el sacacorchos. Se procede a cortar la capsula exterior, en la zona bajo la curva del cuello de la botella. Hay que tener precaución en esta tarea para evitar accidentes.

Acto seguido se limpia el cuello de la botella con un papel absorbente o un paño. Lo que sigue es introducir el tirabuzón del sacacorchos en el centro del corcho y llegar hasta el fondo del mismo, pero procurando que se inserte de manera recta.  Finalmente se extrae el corcho sin apresurarse, para que no se rompa o genere un sonido desagradable.

La correcta decantación

Muchos vinos pueden ser servidos directamente de la botella, pero otros, en cambio, ganan en personalidad y bouquet con el decantado. La verdad es que servir el contenido de una botella en un contenedor o decantador de vidrio optimiza la percepción del sabor de la bebida de dos modos. En primer lugar, filtra los pequeños residuos del corcho que llegarán a presentarse y además permite que el producto se oxigene, para que el aroma se volatilice un poco y se manifieste de modo más pleno.

Finalmente, algunos consejos adicionales: los vinos blancos se sirven antes que los vinos tintos; hay que servir el vino en el centro de la copa y posteriormente girar la parte inferior de la botella, para que unas gotas de vino se queden en ese recipiente y antes de servir el vino hay que constatar la limpieza total de las copas, en primer lugar por cuestión de higiene y en segundo lugar para preservar el aroma y sabor del vino en toda su pureza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search