skip to Main Content
Menu

Gestionar adecuadamente las quejas de los clientes en un restaurante

Pexels Photo 370984

Muchos son los aspectos a considerar para que un proyecto de negocio restaurantero pueda ser orientado de manera segura hacia el éxito y la prosperidad. El servicio al cliente es uno de esos factores, de acuerdo a la relevancia que tiene para aspirar a la excelencia, el servicio ofrecido por nuestro establecimiento.

Cualquier negocio, incluso más allá del entorno gastronómico, depende de los clientes para garantizar su continuidad y mantenerse en plena vigencia. De allí la importancia que tiene lo que comentaremos a continuación: cómo gestionar adecuadamente las quejas de los clientes en un restaurante.

Cabe recordar que la satisfacción de los clientes es algo esencial para que estos últimos tengan el deseo de volver en repetidas ocasiones a nuestro restaurante. Así también es una garantía de que ofrecerán buenas referencias de nuestro negocio a terceras personas.

Capacitación para tu personal

Anticípate a las quejas que puedan hacerte los visitantes de tu negocio. Capacita adecuadamente a tus empleados, considerando que ese gasto es más bien una inversión que te garantizará un servicio de excelencia para tu clientela.

Maneja formularios

Una manera de propiciar que tus clientes se manifiesten y te permitan mejorar el servicio que les brindas, es colocar formularios en el acceso a tu restaurante. Procura que estos formularios se encuentren visibles y al alcance pleno de los comensales cuando se retiren del local, para que anoten en ellos lo que consideren que se debe cambiar.

Identifica el problema

El público debe tener la seguridad de que su observación será tomada en cuenta y que el motivo de la queja no volverá a presentarse. Sea cual sea la causa del problema los involucrados deben afrontar la responsabilidad y comprometerse a mejorar su desempeño. Ofrecer una disculpa y una posible solución es indispensable.

Solventa la reclamación

Cuando una persona que visita nuestro restaurante se queja de algún problema, es preciso manejar convenientemente el problema. Resulta básico escuchar atentamente lo que el cliente quiere decir y tratar de llegar a alguna solución, por ejemplo, ofreciéndole algún descuento especial o alguna otra compensación.

Canaliza el asunto

Si acaso los meseros no pueden solucionar el problema, la queja emitida por un cliente, es preciso que el reclamo sea atendido por el gerente o administrador de ese restaurante. Para agilizar esta dinámica, el negocio en cuestión debe de tener una política precisa acerca de la responsabilidad de cada empleado y quién se encuentra a cargo del establecimiento.

Realiza los cambios pertinentes

El peor de los escenarios posibles, es que el cliente que se ha quejado de algo en nuestro restaurante regrese en alguna ocasión posterior y encuentre ese problema sin solucionar. Para que esto no suceda hay que recopilar todas las quejas que se han recibido, analizar las causas de los problemas y realizar los cambios pertinentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search