skip to Main Content
Menu

Instala una máquina expendedora de refrescos en tu restaurante

8823029214 7b3910df8b B

Las máquinas expendedoras de refrescos, sodas, aguas y jugos (también conocidas como máquinas de vending) son excelentes opciones para instalarlas en las áreas de espera de reservación en cafeterías y restaurantes. Se trata de dispositivos automáticos que, con tan solo presionar un botón o activar una perilla, permiten que el usuario consiga el producto que le hace falta, mientras aguarda que se le asigne mesa en nuestro negocio de hostelería.

Aprovechar este recurso tecnológico nos da la oportunidad de crear un activo. Con tan solo efectuar una inversión inicial para comprar el equipo, posteriormente se inicia la recuperación de ese capital al conseguir ventas que no precisan de la presencia de un trabajador permanente en el lugar. No obstante, para tener éxito al colocar una máquina expendedora de refrescos en tu restaurante, es preciso atender algunos aspectos importantes.

Conseguir una máquina expendedora de bebidas

Un factor clave para tener éxito con los equipos mencionados es la ubicación que se elija. Sin ello, no se concreta adecuadamente la posibilidad de obtener ganancias con este recurso. También es aconsejable instalar más de una máquina expendedora, puesto que así se aprovecharán mejor los espacios disponibles en nuestro establecimiento. Incluso podemos incluir una máquina de vending con chicles, dulces y productos similares.

Para el caso de adquirir un equipo de esta clase, tan especializado, conviene tener la asesoría adecuada. No basta con recibir la información del vendedor, ya que así corremos el peligro de comprar una máquina que no haga rendir a la inversión que hagamos en ella y que, por el contrario, sea una fuente de dispendio constante, por las refacciones y reparaciones que tengamos que pagar para su correcto funcionamiento.

Cómo aprovechar una máquina de vending

Antes de elegir la máquina despachadora de refrescos o bebidas variadas para incluirla en nuestro restaurante, hay que averiguar los costos que tiene su mantenimiento y las refacciones que requiere cuando sufra desperfectos. Otra recomendación es la de plantearse un estimado de ventas mínimas que se requerirán diariamente para que el negocio resulte rentable.

Uno de los aspectos más positivos del vending es que permite una total compatibilidad con un negocio de hostelería, en tanto que requiere solo de una atención parcial y nos permite una pronta recuperación de lo invertido. Se trata de una oportunidad de negocio de alta rentabilidad que si se adopta convenientemente puede ser un complemento valioso a las ganancias que obtengamos con nuestro restaurante o cafetería.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search