skip to Main Content
Menu

La calidad de los cubiertos en los restaurantes

Plate Cup Colorful Cover 46199

De entre los muchos aspectos que deben tomarse en cuenta para el caso de utilizar los mejores cubiertos en un restaurante, destaca la calidad que deben tener. Varios son los factores involucrados en la calidad de los cubiertos, por ejemplo, los materiales con los que están construidos y los cuidados que se tengan para su mejor conservación. Justo acerca de ello les compartiremos los siguientes comentarios.

Procurar que tu restaurante, bar o cafetería cuente con cubiertos limpios, en buen estado, cien por ciento funcionales y agradables estéticamente, puede ser la mejor carta de presentación para nuestro negocio ante la perspectiva de los comensales.

El material de los cubiertos

Dos son los materiales principales que se utilizan para la fabricación de los cubiertos. Uno de ellos es el acero inoxidable 430 y otro es el acero inoxidable 304. No obstante, hay que tomar en cuenta que la calidad de ambos aceros no es idéntica y para comprobar esto último hay una práctica muy efectiva. Considerando que los aceros inoxidables no son magnéticos, basta con acercarles un imán y si eso no consigue atraer al cubierto, eso nos revela que este último es de aceptable calidad.

El cuidado de los cubiertos

Con el objetivo de conservar los cubiertos en perfectas condiciones y que no se presenten inesperadas sorpresas, como manchas que de pronto aparezcan en su superficie, hay que seguir algunos sencillos consejos: no usar las esponjas abrasivas y los detergentes para lavarlos; no permitir que los cubiertos permanezcan sucios durante mucho tiempo, puesto que eso facilita la aparición de manchas; es aconsejable que los cubiertos no estén en contacto con otros utensilios de metal cuando se les lave, y tras haberlos lavado se les debe secar perfectamente para disminuir al máximo la aparición de manchas.

Lavado correcto de los cubiertos

Si bien el agua y jabón es la combinación aceptable para lavar los cubiertos, es aconsejable usar agua caliente y detergentes de tipo neutro, los cuales son escasamente abrasivos, para que se limpien perfectamente los cubiertos sin propiciar la oxidación. Al lavar los cubiertos hay que evitar los roces excesivos entre ellos que pudieran dañarlos y descartar por completo, por este mismo motivo, la utilización de las esponjas metálicas.

Finalmente, debemos tomar en cuenta que la plata es un metal que tiende a ennegrecerse. Si cuentas en tu restaurante con cubiertos fabricados con este material, para su limpieza, además de líquido especial limpiador de plata, se puede usar un paño humedecido con alcohol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search