skip to Main Content
Menu

La importancia de los espacios y la iluminación en tu restaurante

Pexels Photo 509807

Los detalles que parecerían más pequeños tienen su particular relevancia en la experiencia gastronómica integral que ofrezca un restaurante. Por ejemplo, en el caso de la iluminación, si se ofrece servicio de alimentos al mediodía, es conveniente utilizar una claraboya para que ingrese luz natural en el establecimiento. Es un detalle que propicia una vivencia relajante y grata entre los comensales, además de que permite ahorrar energía eléctrica. Aunado a lo anterior, si se cuenta con ventanas en el comedor o en los diferentes recintos incluidos en tu establecimiento, es algo que reduce la sensación de aislamiento o incómoda reclusión que podrían sentir los clientes.

En caso de que no cuentes con ventanas en tu restaurante y que se ofrezca servicio de alimentos al caer la noche, es aconsejable disponer de algunas lámparas de techo, las cuales pueden ser de diferente tamaño y estilos. Pero un aspecto a tomar en cuenta es que las lámparas deben de ubicarse a unos 70 centímetros de distancia de las mesas, para evitar que los clientes queden deslumbrados con ellas.

Ambientación, estética y eficiencia

Otra opción relacionada con la iluminación de tu restaurante son las lámparas de pie dotadas de iluminación local. La utilización de tubos fluorescentes no es recomendable, puesto que, si bien permiten ahorrar electricidad, contienen demasiado mercurio en cada lámpara. De la misma manera, no transmiten una luminosidad cálida que fomente la intimidad entre los comensales. Los colores para utilizar en la iluminación de un restaurante dependen de la experiencia que deseemos ofrecer. Si planeamos crear un ambiente apacible y de plena calidez, lo mejor es utilizar focos o bombillas de color pastel, pero si deseamos crear un entorno juvenil, estridente y vistoso, lo mejor es optar por focos de vivos colores.

Distribución de los muebles en un restaurante

Para que los meseros de un restaurante puedan llevar a cabo sus tareas con total comodidad, es aconsejable distribuir las mesas con el espacio suficiente entre cada una y evitar que los camareros se topen con obstáculos en sus desplazamientos en el interior del restaurante. Como referencia, es aconsejable que los pasillos entre las filas de mesas tengan una distancia mínima de entre 70 y 90 centímetros. Es algo que también optimiza las tareas realizadas por el personal que se encargue de asear las instalaciones de nuestro negocio llevando cubetas, mopas, escobas y otros objetos y productos para limpiar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search