skip to Main Content
Menu

La importancia del lenguaje gestual en un negocio gastronómico

Pexels Photo 240223

¿Qué implica que un comensal cruce los tobillos bajo la mesa? De acuerdo al silencioso código de la comunicación gestual y corporal, es una alerta para que mejoremos la atención que le ofrecemos en nuestro restaurante. Es una señal de incomodidad, de no sentirse a gusto, por eso es preciso atenderlo con especial tolerancia, esmero y atención. Conozcamos más acerca de la importancia del lenguaje gestual en un negocio gastronómico.

Pero si los gestos son importantes al interactuar con los clientes, tanto en lo que se refiere a al trabajador del restaurante, en sus posturas y actitudes, como en lo que se refiere al comensal y de allí la necesidad de leer sus silentes señales corporales, no menos relevante es el lenguaje secreto de las miradas.

Profundizando en la comunicación

Si el comensal al interactuar con el personal de tu restaurante mira al vacío, es una indicación de que tiene premura por terminar la comunicación o la experiencia que recibe en tu establecimiento. También podría revelar desconfianza y eso nos debería motivar para elevar la empatía y calidad en el servicio que le ofrecemos.

Captando la atención de los comensales

Si un cliente se comunica con nosotros como escuchando sonidos en el exterior, es un indicio de que no nos está poniendo la atención debida o que demuestra más interés en lo que sucede en otra mesa. Lo que procede en este caso, es elevar la voz con prudencia y mesura, para captar su atención, comunicar nuestro mensaje y ofrecerle un servicio más óptimo.

Si el cliente tiende mirar hacia lo alto, es una señal de impotencia o fastidio. De modo que es necesario cambiar la estrategia al comunicarnos con ese comensal, mostrándonos más conciliadores y negociantes. La mirada en alto y a la izquierda revela la captación de cierto elemento que no se había observado anteriormente, el hallazgo de la posible oportunidad de algo importante y para nosotros la ocasión adecuada para cerrar una venta.

Mejorar interactuando con los comensales

La calidad en el servicio es una garantía de prosperidad, una pauta de optimización infalible en la ruta por la excelencia. Y aprender los secretos códigos gestuales que se presentan en la dinámica silente y cotidiana de un negocio, nos ayudará a mejorar el servicio ofrecido.

Los gestos también expresan y nos ofrecen valiosa información acerca de lo que quieren, esperan y necesitan los comensales. No hay que olvidar que las personas que acuden a nuestro negocio gastronómico son como receptores que captan todo lo que sucede a su alrededor y que también emiten señales, códigos corporales y gestuales, que debemos intentar interpretar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search