skip to Main Content
Menu

La música como estrategia para fidelizar la clientela de un restaurante

Pexels Photo 239975

La actualidad del medio restaurantero se desenvuelve a partir de una intensa dinámica. En tanto las cadenas de comida rápida optan por un concepto energético y divertido en su música ambiental, los restaurantes de alta categoría incluyen, en muchos casos, suaves melodías de música clásica para propiciar las más íntimas veladas. Por lo consiguiente la música se proyecta como un elemento clave para optimizar la experiencia de los comensales en un negocio gastronómico, más allá del estilo que ostente en su propuesta culinaria. No es de extrañar que cada vez sea mayor el número de los restaurantes que ofrecen música a los clientes, incluso en vivo.

Las melodías que se dejan escuchar en los restaurantes no solamente disimulan el sonido de los cubiertos en los platos o de las personas degustando sus platillos, sino que además sirven de inspiración a los chefs encargados de preparar los alimentos.

La música como atractivo ambiental

Efectivamente, numerosos chefs han decidido sacarle provecho a la música como estímulo para su creatividad y arman playlist con los temas musicales más acordes con la clase de guisos que se encargan de preparar. Algunos propietarios de restaurantes incluso invitan a los chefs que colaboran con ellos en sus establecimientos, para que lleven la música de su preferencia para que la toquen al momento de la preparación de las especialidades del menú.

La música como estrategia de marketing

La verdad es que el ritmo musical elegido ejerce una sutil influencia en los comensales, sin que ellos lo adviertan. Y si bien todavía hay algunos restaurantes que consideran a la música como algo de segundo orden y se limitan a sintonizar la primera estación radial que encuentran, hay otros que captan la importancia que tiene la música como estrategia para fidelizar a la clientela de un restaurante.

Cabe resaltar que el propósito principal de un negocio gastronómico es propiciar un grato clima para el disfrute de los comensales. Pero ¿cómo lograrlo por medio de la música? La clave está en elegir el estilo musical más adecuado a las características de ese establecimiento culinario. Restaurantes pertenecientes a franquicias como Burger King o McDonald´s eligen utilizar decorados vistosos, en los cuales predominan tonalidades cromáticas amarillas y rojizas, luz abundante y los éxitos musicales del momento a un elevado volumen. Todos estos elementos al combinarse propician en los comensales una sensación de frenesí, dinamismo y agitación que derivan en un consumo más considerable y acelerado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search