skip to Main Content
Menu

Lo que debes saber para registrar la marca de tu negocio gastronómico

Pexels Photo 481676

Es indispensable comprender la diferencia entre la marca y la denominación de una empresa. De hecho, ambas pueden ser completamente distintas y sin embargo hacer referencia a la misma entidad. Lo anterior resulta importante de conocer y más si se tiene planeado abrir un restaurante o bien si se cuenta con un negocio culinario. Proteger la denominación del negocio por medio del registro de la marca es algo que no se puede dejar pasar.

Pero ¿para qué sirve registrar la marca? En términos generales nos permite hacernos con los derechos exclusivos del nombre de un negocio, en nuestro caso un establecimiento culinario, ya sea un restaurante, una cafetería o un negocio de comida para llevar, por ejemplo. Así también registrar la marca de un negocio imposibilitará que un tercero haga un uso indebido de esa denominación, o que se aproveche de las positivas referencias en el medio que nuestro negocio haya conseguido.

La importancia de una marca

El registro de marca en el entorno restaurantero (y en general en cualquier nicho del que se trate) no es algo que se pueda pasar por alto. Incluso en muchos casos la marca llega a ser el elemento de mayor valía para un emprendimiento. Muchos restaurantes han logrado impresionantes operaciones empresariales con tan solo monetizar su marca registrada, perfilándose como el activo más relevante de una firma.

La mecánica del registro de marca

En cuanto se haya escogido el mejor nombre para un negocio gastronómico, lo que sigue es el proceso de registrarlo. Este último tiene una duración de diez años y se relaciona con cualquier distintivo utilizado para la diferenciación de un producto o servicio. De no llevar a cabo el registro de marca de un negocio, cualquiera puede aprovecharse de ese nombre para promocionar sus propios servicios o productos.

Pero si se ha llevado a cabo en tiempo y forma el registro de la marca de nuestro negocio, al presentarse un abuso de esa índole, una persona, como propietaria oficial de esa marca, podrá efectuar una demanda. Las penalizaciones por el uso indebido o no autorizado de una marca registrada van desde multas financieras hasta el cierre temporal o definitivo de ese negocio y 36 horas de arresto.

Un problema frecuente

Lamentablemente hay muchas personas, propietarias de negocios gastronómicos, que no tienen conocimiento de los trámites necesarios para registrar el nombre de una Pyme. Como hemos comentado anteriormente, ese desconocimiento puede tener graves consecuencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search