skip to Main Content
Menu

Los diferentes tipos de platos y sus funciones

Holidays Dinner Eating Lunch

Cada detalle en un restaurante es importante. No hay alguna faceta relacionada con la operatividad de un negocio gastronómico que pueda pasarse por alto, sin que esto afecte a final de cuentas los resultados conseguidos. Basta con pensar el asunto de los platos. Por supuesto, los platos que se utilicen en un restaurante son algo básico para la labor de ese negocio. Pero más allá de su sencilla función, el tamaño y la forma de los platos debe ser acorde a los alimentos que en ellos se consuman y las preparaciones se realicen utilizándolos.

De manera que a la cuestión acerca del uso que tiene cada plato, de acuerdo a su forma y tamaño, conviene comentar lo siguiente. Lo primero es tomar conciencia que las características de un plato tienen que ver con su particular finalidad.

Plato hondo

Tal y como su nombre refiere, cuenta con una hondura más acentuada que otras variedades de platos. Esta profundidad le convierte en un práctico utensilio para contener alimentos de consistencia líquida o semilíquida (como, por ejemplo, sopas o cremas). Cuando se vierte en un plato de estas características un caldo o un platillo típico como el pozole mexicano, lo que se busca es que el contenido no se derrame.

Plato plano

Ahora tenemos un plato más amplio que el anterior y con bastante menor profundidad. Es el que debe elegirse para servir alimentos que no requieren ser contenidos por el diseño del traste. Tienen una mayor amplitud que otras clases de platos ya que en ellos se suelen servir alimentos combinados, como es el caso de un bistec con papas, con ensalada, etc. Por sus características, el plato plano puede llevar un alimento principal acompañado de uno o más complementos.

Plato para postre

En este caso se trata de platos de menor tamaño, los cuales son perfectos para la limitada cantidad de alimento que en ellos se servirá. Cuando se trata de postres, las raciones suelen ser menores que las de los platillos principales en una comida y por ello no se requiere de tanto espacio para esa clase de alimentos. Sin embargo, si el postre lo amerita por sus características, es conveniente servirlos en platos de tamaño mayor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search