skip to Main Content
Menu

Moldes de aluminio o moldes de hierro fundido para hornear

IeOeW8rjsbBQT7hMhE7DDuTmwoSizGk1VO0CvQOQ

Una de las actividades más importantes en el entorno de la repostería tiene que ver con el horneado de pasteles y galletas. La gastronomía sería un campo muy pobre y mucho menos interesante de lo que actualmente resulta, sin la ventaja que nos ofrece un procedimiento como el horneado, para conseguir los más variados efectos culinarios, sabores exquisitos que hacen las delicias de los comensales. Elegir el molde adecuado para el postre que deseamos preparar es un factor clave para tener los resultados más óptimos en nuestras tentativas en repostería.

Conozcamos las ventajas de hornear en moldes de aluminio o moldes de hierro fundido, para así tomar la mejor decisión. Para quienes administran un negocio culinario también es algo relevante de conocer.

Los moldes de aluminio

Pueden ser de aluminio fundido, anodizado o liso. Estos últimos son los que tienen una mayor popularidad, los más usados normalmente para hornear o cocinar un postre o platillo. Ofrecen ventajas notables, como el hecho de que se calientan con rapidez y de modo uniforme. Además, son de precio muy accesible y por lo tanto están al alcance de cualquier interesado. Podemos adquirir varios de ellos para las necesidades de nuestro restaurante, cafetería o pastelería.

En contraparte, hay que señalar también algunos contras acerca de los moldes de aluminio. Por ejemplo, no es aconsejable utilizarlos para cocinar alimentos excesivamente ácidos, puesto que pueden oxidar e incluso causar picaduras en la superficie del utensilio. De la misma manera, esta clase de moldes, por el material con el que están fabricados, no se prestan para ser lavados en el aparato lavavajillas.

Los moldes de hierro fundido

Por lo que se refiere a la alternativa de hornear con moldes de hierro fundido, hay que mencionar algunos aspectos igualmente relevantes. Así como sucede con los moldes de aluminio, son capaces de calentarse de manera uniforme y su superficie esmaltada impide que la comida no se adhiera en exceso.

Muchas personas prefieren los moldes de hierro fundido a los moldes fabricados con otros materiales, por propiciar un tiempo de cocción bastante menor, aunque esta ventaja puede ser un factor negativo de no estar atentos al horneado, ya que nuestro preparado puede estropearse por una cocción excesiva.

Por lo demás, el hierro fundido es un material excelente para preparar distintos postres horneados como tartaletas de frutas, pan horneado, galletas y los populares “brownies”, ya que estos productos de respostería quedan crujientes y con una apariencia apetitosa. Finalmente hay que destacar que los moldes de hierro fundido son sencillos de limpiar, ya se laven a mano o con el apoyo del dispositivo lavaplatos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search