skip to Main Content
Menu

Personal que no puede faltar en tu bar

Pexels Photo 353350

Lo más importante de un negocio no se encuentra en su local físico, ni en su oferta de productos. Lo más significativo de un negocio es su capital humano, es decir, los trabajadores que lo pongan en funcionamiento. Para aspirar al éxito pleno con un bar, una cafetería o un restaurante, es preciso tener el apoyo de colaboradores de confianza, trabajadores perfectamente capacitados que nos ayuden a ofrecer al público consumidor. Pero contratar a los empleados más capaces no es algo sencillo y para que les resulte menos complicado el proceso de selección, en lo que sigue les ofreceremos valiosos consejos.

Uno de los requisitos indispensables que debemos solicitar a los trabajadores que aspiren a colaborar en un negocio de hostelería es la buena presentación. Por ejemplo, es importante que atiendan el uso de uniforme, un adecuado corte de cabello, tamaño de aretes, tipo de maquillaje, etc. Por supuesto la higiene personal es algo esencial.

Un barman de calidad

Contratar un buen barman es tan importante, que buena parte del éxito que tenga un negocio de esta clase depende de contar con el trabajador adecuado. El barman ideal debe mostrar creatividad y voluntad de innovación. También debe contar con conocimientos variados acerca de la preparación de los cocteles y tragos más populares. Otro de los aspectos que debe de atender un barman es el control de insumos, por lo cual es preciso que realice cotidianamente un inventario de los recursos que tiene a su cargo.

La importancia del ayudante de bar

Por lo que se refiere a los ayudantes de bar, es preciso que también tenga conocimientos de coctelería y preparación de bebidas. Debe de apoyar permanentemente al barman en cualquier oportunidad que lo necesite. El ayudante de bar tiene que atender la limpieza de la cristalería, así como también tener listos los jugos y garnituras. De ser necesario, debe ser capaz de ocupar el sitio del barman de acuerdo con las circunstancias. Para este puesto de trabajo se requiere de una gran voluntad de servicio y saber desenvolverse bajo presión.

Mozo y cajero, elementos indispensables

Otros trabajadores que no deben faltar en un bar son los mozos y el cajero. El mozo es uno de los primeros elementos con los que se debe contar para llevar a cabo las actividades de un bar. Es preciso que demuestre una permanente voluntad de servicio y enormes deseos de aprender. Tiene bajo su responsabilidad mantener la barra perfectamente limpia, así como también asear los utensilios para preparar las bebidas.

En lo que se refiere al cajero, debe ser alguien responsable, honesto y confiable al cien por ciento. Debe ser de ágil desempeño mental, mostrar organización y sentido práctico. No menos importante es que tenga la capacidad de dialogar con los clientes para aclararles alguna confusión con respecto a los pagos que se realicen por consumos en el bar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search