skip to Main Content
Menu

Qué hacer si afecta un bar o restaurante rival afecta nuestro negocio

Pexels Photo 213661

Si bien el giro de los restaurantes es muy noble y por lo general se tiene un positivo horizonte de prosperidad, puede darse el caso de que las cosas se tornen difíciles, en especial por la llegada al mercado de un negocio rival. Es indispensable saber cómo actuar si las ventas conseguidas regularmente se ven afectadas por la presencia de un nuevo bar o restaurante. En primera instancia, el arribo de este novedoso local, durante los primeros meses, nos ocasionará dificultades que pueden ser de distinta magnitud. Es una circunstancia que se presenta por el interés que despierta en los comensales esta nueva opción de hostelería. Lo anterior puede generar una situación de incertidumbre para nuestro establecimiento. ¿Cómo afrontar un escenario de este tipo? ¿Qué hacer si afecta un bar o restaurante rival afecta nuestro negocio?

En un entorno normal la dificultad solo tendrá un par de meses y posteriormente todo volverá a la normalidad. No obstante, de no actuar correctamente, el problema puede prolongarse e incluso acentuarse, si no ponemos en acción alguna medida para superar ese desafío.

Comprender la propuesta ajena

Resulta indispensable enfrentar comercialmente al negocio rival entendiendo qué es lo atractivo en su propuesta gastronómica u hostelera. Hay que hacer lo posible por captar la esencia de ese establecimiento recién llegado y tratar de neutralizar su novedosa proyección ante el público mejorando nuestra propia oferta culinaria o comercial y acentuando los medios de promoción y publicidad de la marca propia.

Evaluar oportunidades de mejora

Lo siguiente es llevar a cabo un constante monitoreo de las acciones realizadas por el negocio rival. Hay que actuar como lo haría un espía, acudiendo a ese restaurante o bar en plan de comensal, para evaluar la calidad de su servicio y de sus productos. Eso nos abrirá las puertas para mejorar nuestra particular labor ante el público consumidor.

Monitoreo del rendimiento propio

Desde este punto y en adelante será indispensable revisar cotidianamente los números de nuestro negocio. Hay que evaluar qué tanto mejoran o empeoran las ventas semana a semana, estableciendo relaciones entre lo que realizó el negocio rival con lo que nosotros dejamos de hacer o viceversa.

Mantenerse alertas e innovadores

Es factible que algunos de nuestros clientes más regulares regresen a nuestro restaurante después de haber visitado ese establecimiento competidor. De ser posible, por medio de la interacción con los meseros, sería valioso conocer los motivos por los cuales han retornado a nuestra propuesta gastronómica o comercial. Saber qué les hizo volver para trabajar en ello aún más y mejorar al máximo nuestro rendimiento empresarial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search