skip to Main Content
Menu

Recomendaciones para contratar meseros para tu restaurante

O 1508006791 5002c0d60b455228cccc4e1f1ce5f1ca

En cuanto ya se ha obtenido en todo lo necesario para abrir un restaurante o un bar, cuando ya incluso se han obtenido los permisos y licencias indispensables, es el momento adecuado para contratar los trabajadores con el perfil correcto para que nos apoyen en esta tentativa de éxito en el giro de la hostelería. Es una etapa clave para lograr los resultados deseados con un negocio gastronómico. Vale la pena ahondar en el tema, justo como haremos en las líneas siguientes.

La verdad es que contratar a los mejores meseros para un restaurante no es un proceso sencillo. Es necesario tener mucho cuidado, hay que actuar de manera metódica, al elegir a los trabajadores que se encargarán de atender a los clientes en el comedor del restaurante.

Cordialidad y empatía

Es básico que el personal que atenderá a los comensales de tu restaurante exhiba un trato cordial y servicial. Se trata de un aspecto tan esencial como la necesidad de que sepa realizar su trabajo correctamente. Y es que de nada sirve tener al mesero más veloz del planeta si atiende a los comensales de mala gana y consigue con ello que se lleven una mala impresión de nuestro negocio.

Examinar a los candidatos con cuidado

Para seleccionar a los mejores candidatos es aconsejable realizarles más de un examen con el propósito de garantizar que nos hacemos con el trabajador idóneo para el puesto. Como parte de las evaluaciones se les puede pedir a los candidatos que caminen llevando una charola con vasos entre las mesas, o ver como se desenvuelven laborando en la barra, por ejemplo. Resulta valioso que expongan los candidatos una gran polivalencia.

Excelencia en el servicio

Para comprobar la excelencia en el servicio que nos ofrecerá cierto trabajador es aconsejable darle ocasión de mostrarse en una jornada suelta de trabajo. Ese día de actividad laboral deberá serle remunerado por supuesto y servirá para evaluar cómo nos responde ante las necesidades del servicio y si cumple con el perfil que se requiere para el puesto de mesero o camarero.

El valor de la primera impresión

En un nicho empresarial como el de la hostelería, donde el servicio al público es la piedra de toque para aspirar a la prosperidad, la imagen tiene un valor capital y la primera impresión ante los clientes resulta un momento clave. De manera que debemos elegir a un candidato que nos haya causado buena impresión con tan solo un vistazo y que además demuestre las aptitudes y preparación necesarias para ser un eficiente mesero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search