skip to Main Content
Menu

Seguros recomendables para un negocio de fast food

Pexels Photo 216489

El giro de la comida rápida, el nicho de la fast food, es un campo de intenso crecimiento. Día con día surgen nuevos negocios dedicados a la venta de esta clase de comida. Los expertos anticipan un mayor crecimiento con relación a emprendimientos similares. Para quien desee sumarse a esta tendencia y lanzar un negocio de fast food, hay varios seguros de enorme utilidad que les conviene contratar. Justo acerca de ellos comentaremos en lo que sigue: cuáles son las opciones de aseguramiento más recomendables para un establecimiento de fast food.

Seguro de interrupción del negocio

Hay varias pólizas capaces de reemplazar los ingresos que tu negocio deja de percibir si tienes la necesidad de cerrarlo de manera temporal. Este tipo de cobertura está incluida en los seguros de deterioro de productos alimenticios y en los de ingresos perdidos. Hay gastos que deben de cubrirse forzosamente cuando se tiene un negocio de fast food, como el pago de la franquicia o el arrendamiento. El seguro comentado puede apoyarnos financieramente para solventar esos compromisos.

Seguro de responsabilidad

En este caso se trata de una póliza que nos ampara contra las reclamaciones que un tercero realice en contra de nuestro negocio. Existen dos variantes de esta póliza: el seguro de responsabilidad del establecimiento y el seguro de responsabilidad del producto. Este último puede ser de gran apoyo si, por ejemplo, algún comensal sufre intoxicación por el consumo de nuestros productos. El primero, en cambio, se encargará de cubrir los gastos derivados de atender a personas que se accidenten en nuestro negocio, entre otras cosas.

Seguro de riesgo general

La póliza siguiente es la que reemplaza las instalaciones de tu restaurante de comida rápida, por desastres naturales, incendios y otros siniestros. Es aconsejable que las coberturas incluyan el exterior inmediato del establecimiento, como el jardín y las señalizaciones cercanas. Es posible adquirir un seguro con cobertura por el valor de reemplazo de esa propiedad, o con respecto al valor de mercado que tenga actualmente como bien inmueble. En este último caso, el costo de la póliza será más grande, pero lo que se tendrá que aportar para la reconstrucción del establecimiento será menor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search