skip to Main Content
Menu

Usar lavavajillas en un restaurante, pros y contras

Pexels Photo 273843

Para muchas de las tareas que se deben realizar en un hogar, quizás no haya una herramienta tan valiosa como el equipo lavavajillas. Pero la utilización que se realiza de este aparato en una casa no es la misma, por cuestiones de intensidad de uso o consumo energético, que se efectúa en un restaurante o una cafetería. Por ello es tan importante tener la información acerca de las ventajas y desventajas de utilizar un aparato lavavajillas para las labores de un restaurante.

Precisamente eso es lo que vamos a comentar y compartir con todos ustedes. Conozcamos los pros y contras del uso de esta clase de dispositivos en el ámbito restaurantero.

Cuestión de tiempo y ahorro

Se piensa que los equipos lavavajillas gastan demasiada agua y energía eléctrica al ser utilizados, o bien que a largo plazo terminan por dañar la vajilla debido a su dinámica de lavado. No obstante, hasta cierto punto se trata de prejuicios no demostrados y prescindir de un aliado así para la buena marcha de tu restaurante, a fin de garantizar la mejor presentación e higiene de los platillos que se sirvan en tu establecimiento, podría no ser acertado.

Limpieza extrema

Análisis científicos realizados recientemente revelan que los trastes que son lavados a mano contienen una considerable carga bacteriana, numerosos gérmenes que podrían afectar la salud de los comensales que acuden a tu negocio gastronómico. Los lavavajillas modernos son capaces de impedir la propagación de bacterias ya que operan con agua a temperaturas que oscilan entre los 50 y los 70 grados centígrados. Las bacterias no son capaces de tolerar esa temperatura y así se aumenta la higiene en el lavado de los trastes.

Tiempo y esfuerzo

Otra de las ventajas asociadas al uso de aparatos lavavajillas en un restaurante o cafetería, tiene que ver con el tiempo que se ahorra en el lavado de los trastes. El personal que atiende estas tareas en tu negocio solo tiene que retirar los restos de comida de la vajilla y el aparato se encargará de todo lo demás, de manera rápida y efectiva. Gracias a ello tus empleados podrán dedicarse a otras actividades y así optimizarás la productividad de tu establecimiento.

Cuestión de ahorro

Finalmente, más allá de las reticencias que pudiera haber acerca del costo económico que tiene en la actualidad un aparato lavavajillas de buena marca, la verdad es que la inversión requerida queda justificada a plenitud por muchos beneficios. Basta con mencionar el ahorro de agua y jabón que ello trae consigo- sí, más allá de lo que pudiera imaginarse en primera instancia-, al decantarse por el uso de estos dispositivos.

Se requieren de solo 15 o 20 litros de agua para una carga de lavado automático en un equipo lavavajillas, mientras que, lavar una vajilla a mano, de acuerdo con análisis especializados, implica un gasto de agua 80 por ciento mayor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top
Search